viernes, 25 de septiembre de 2009

¿Molestias cervicales en tu día a día? - ¿Cómo afectan?

Aproximadamente, el 25% de los hombres y el 35% de las mujeres han sufrido a lo largo de su vida algún episodio de dolor cervical, un dolor que se incluye dentro de las dolencias de espalda que afectan al 80% de la población.

El sedentarismo y la falta de ejercicio físico asociados a un ritmo de vida acelerado y a las malas posturas continuadas que nos obligan las nuevas tecnologías, son algunos de los factores que influyen en la aparición de dolencias cervicales.

La columna cervical está compuesta por 7 vértebras. Sobre la primera vértebra, en dos soportes de tan sólo 1 cm., reposa la cabeza con sus 5 kg de peso aproximando. Cuando la cabeza no se encuentra en su posición natural y se desplaza de su estado de equilibrio ¿os podéis imaginar qué ocurre? Pues que todo el peso recae sobre la musculatura del cuello y espalda, produciendo una gran tensión que acaba originando problemas musculares y articulares.

En la mayoría de actividades que realizamos a lo largo del día (conducir, planchar, dormir, trabajar con el ordenador, ver la televisión, leer,…) solemos adoptar posturas que perjudican bastante nuestras cervicales. Incluso otras, aparentemente tan cotidianas, como secarse vigorosamente el pelo con una toalla, son capaces de desencadenar tensión en el cuello.

Os propongo un ejercicio muy sencillito para que veáis lo alejadas que suele estar nuestra postura de la correcta y como nos cuesta encontrar la posición de equilibrio de las cervicales. Sentado sobre una silla, colócate un libro en la cabe
za y aguántalo en equilibrio. Una vez que lo hayas conseguido y sin dejarlo caer balancea ligeramente la cabeza hacia delante, hacia atrás, hacia la izquierda y finalmente hacia la derecha con pequeños movimientos. ¿Lo conseguiste?, pues si, además, consigues andar, es que no estás muy desequilibrado/a!!

Entre las múltiples actividades que generan este tipo de dolencias encontramos una que destaca bastante: El trabajo con ordenadores.

Los malos hábitos posturales que adoptamos durante la jornada laboral provocan, al final, dolor en las cervicales.
Pero ¿cómo se va desarrollando esta dolencia? Al principio aparece una ligera molestia en la nuca que poco a poco se va trasladando hacia la parte posterior de la cabeza y ambos brazos. Ésta desaparece al cambiar de postura o al acostarse.

Con el tiempo la movilidad del cuello se limita y el dolor irradia los brazos y manos, con hormigueo o pérdida de fuerza. T
ambién es frecuente que se acompañe de mareos y sensación de inestabilidad en la última fase.

Para prevenir y/o combatir este tipo de dolencias, te enumero algunos consejos que te pueden resultar bastante útiles para adoptar una buena postura frente al ordenador:
  1. Monitor - A la altura de los ojos y a una distancia de 40-45 cm.
  2. Brazos - En ángulo recto. Hombros relajados y muñecas apoyadas.
  3. Al sentarte, coloca la parte lumbar contra el respaldo de la silla. Los pies deben tocar el suelo y las rodillas deben estar ligeramente más elevadas que las caderas.
  4. Realiza los ajustes posturales pertinentes cada 15min. Postura consciente.
  5. No olvides tu Pausa Activa cada 2 horas. Realiza estiramientos y movilidad articular para liberar la tensión de las zonas que más esfuerzo soportan. Pincha aquí y verás la tabla de estiramientos. Son 3 minutos!
Espero que te resulte útil y ya sabes, para cualquier consulta, comentario o sugerencia, no dudes en ponerte en contacto conmigo.

Tabla Estiramientos - Pincha Aquí


Daniel Puchades Más
dpuchades@gottraining.es
www.gottraining.es

3 comentarios:

  1. Hola Daniel, una pregunta, ¿Porque siento como que me crugen las clavículas al hacer el de girar los hombros? Es normal? Gracias!!

    ResponderEliminar
  2. Bueno, antes de nada no debes alarmarte, es una causa común y bastante normal pero ¿por qué se escuchan esos “ruidos”?:

    1.La vibración del gas que se encuentra en la cápsula articular se comprime y estalla, ese estallido es el ruido que escuchas.
    2.Los tendones sobre salen del rotador y es en ese momento cuando se escucha el ruido.

    En principio, mientras no tengas dolor, no debes de preocuparte. Si notaras dolor constante te recomiendo que vayas al médico.

    ResponderEliminar
  3. Qué buenas recomendaciones, las seguiré a ver si consigo evitarme algún que otro problemilla. Gracias!!!!

    ResponderEliminar